Monográfico de teclados: todo lo que necesitas saber sobre ellos.

Habitualmente, los usuarios básicos se encuentran bastante perdidos a la hora de elegir productos electrónicos: hay demasiadas marcas e incluso demasiados modelos prácticamente iguales, con casi las mismas características y el mismo precio. Incluso los usuarios más avanzados tienen en ocasiones serias dudas y se muestran indecisos ante varias opciones, y siempre están consultando opiniones. Aunque una opinión es algo subjetivo, nosotros vamos a facilitarte las claves para elegir, en este caso, un teclado.

¿Qué teclado gaming necesito?

Eso depende, indudablemente, de factores como el uso primario que va a tener, el presupuesto disponible y las necesidades personales: si ha de ser fácilmente transportable, inalámbrico, o incluso a prueba de líquidos. Aunque las líneas no sean fijas, es posible establecer cuatro categorías según el uso que le vayamos a dar a nuestro dispositivo.

  • Usuarios básicos: Si el uso del teclado va a ser mayormente ofimático o académico, para navegar por internet, ver algún video o escuchar música, la elección de teclado de simplifica bastante ya que estaríamos enfocándonos hacia unos modelos bastante sencillos y económicos para un uso más bien puntual. Elige esta categoría si quieres gastar lo menos posible (los tienes incluso por menos de 10 €, aunque su calidad sea bastante mediocre).
  • Usuario medio: Orientado a usuarios que pasan más tiempo delante de un ordenador que un usuario básico (por ejemplo, escritores o blogeros), que juegan ocasionalmente o que quieren un producto con mejores prestaciones porque suelen hacer más uso del ordenador que el estrictamente necesario. Puede que busquen botones multimedia, teclados más silenciosos por preferencia personal o alguna característica específica. Si no sabes cuál debería ser tu categoría y pasas más de una hora al día delante de tu ordenador, seguramente será esta.
  • Usuario avanzado: Esta categoría está orientada sobre todo a jugones habituales, usuarios que necesitan teclas macro (como aquellos usos orientados a la edición multimedia), que quieren un teclado más duradero o con retroiluminación. Si estás “empapándote” de esta página, probablemente busques estos, o quizá uno entusiasta.
  • Usuario entusiasta: En esta categoría hablamos de los productos de más alta gama para los jugones más avezados o profesionales, con respuestas y activaciones personalizadas al máximo según el tipo de switch, macros programables, iluminación personalizable y otros elementos adicionales, como pueden ser puertos de audio o USB, o una pantalla propia.

Tipos de teclado según construcción

Teclados de membrana (o domo de goma)

Sin duda los más habituales, son también los más económicos. Presentan una membrana de caucho que sostiene el interruptor; al ser presionado, la membrana baja y establece contacto, lo que captura la pulsación y transmite la señal al ordenador. Suelen ser más silenciosos y tener un tacto más suave que los mecánicos, pero presentan una vida útil mucho menor (1-10 millones de pulsaciones), pueden presentar problemas con la pulsación múltiple (ver más abajo) y al tener que presionar la tecla por completo la escritura puede llegar a ser ligeramente más lenta y cansar más.

  • Teclados tipo chicle: El tipo de teclado de muchos portátiles que apenas hacen ruido al pulsarlas, aunque con un recorrido de activación corto, normalmente son de membrana por lo que suelen cansar un poco más. También es el que usan los teclados de goma, como los enrollables, o los mandos a distancia. Es la construcción de peor calidad de todas (1-5 millones de pulsaciones, habitualmente).
  • Teclado con mecanismo de tijera: Más propios también de portátiles, otra variante de membrana que tiene un mecanismo completamente diferente: unas tijeras presionables (de forma similar a las patas plegables de una mesa de camping). Suele ser el que usan los teclados de perfil bajo (teclas bajas) y al tener un recorrido menor, cansan muy poco. Extiende la vida útil hasta los 20 millones de pulsaciones.

Teclados mecánicos

Éstos tienen un resorte y un interruptor individuales para cada tecla, y aunque el recorrido es más largo, permiten activarlas con menor presión que los de membrana ya que se activan a mitad de camino, lo que alarga su vida útil (20-50 millones de pulsaciones, aunque el desgaste mecánico puede restar suavidad a la pulsación). Aunque son más caros y más ruidosos que los de membrana, no suelen cansar tanto al teclear, ya que la presión necesaria suele ser menor.

Estos interruptores suponen la parte fundamental de cada teclado mecánico. Resultan elementos más duraderos y precisos (aunque más pesados), además de permitir una mayor personalización (como veremos a continuación), ofreciendo una mayor gama de opciones para el usuario.

Características principales: ¿Qué debo mirar a la hora de comprar un teclado?

Existen algunas características que debes tener en cuenta según el uso que le vayas a dar. Vamos a aprender sobre ellas:

Interruptores o Switch (teclados mecánicos)

Algo muy a tener en cuenta, sobre todo si tu uso es avanzado o entusiasta es la calidad y modelo de los interruptores (switch). Los interruptores varían de un modelo a otro según dos características principales: la presión que has de ejercer para activar la tecla (o lo que es lo mismo, cuánto baja hasta que se activa), y la fuerza de retroceso de la misma para volver a su posición habitual. También puede que quieras tener en cuenta su sonoridad, los hay silenciosos hasta el punto de equipararlos con los teclados de membrana, y los hay más ruidosos si el sonido no resulta un inconveniente.

Aunque existen multitud de tipos de interruptores en el mercado (buckling spring, alps, topre, ópticos…), los más habituales hoy día son los Cherry (y sus imitaciones) y últimamente los Razer. Aunque éstos tienen una fabricación alemana y de mejor calidad y acabado que los Cherry chinos, Razer apenas lleva unos pocos años creando sus propios interruptores, frente al casi el lustro de Cherry. Hay más, por supuesto.
¿Son mejores los Cherry o los Razer? En líneas generales se considera que los Cherry (de fabricación china) son algo más económicos, y los Razer tienen algo de mejor calidad (fabricación alemana). Sin embargo, las diferencias son mucho más sutiles; de hecho, probablemente los mejores interruptores para un gamer son los Cherry MX.

Hay muchos modelos que van por colores, pero los principales son: Cherry MX Black, los más antiguos que se comercializan; los Cherry MX Brown, que aparecieron en 1994 y siguen siendo los más usados hoy día; y los MX Blue (2007) y MX Red (2008), más modernos.

¿Todo sencillo hasta ahora? Vamos a complicar la cosa, explicándote los tipos de interruptores según la activación que tienen.

  • Respuesta lineal (MX Black, MX Red, MX Speed/Silver, Razer amarillo): es como apretar un muelle, apenas existe “salto” de activación ni tampoco tienen apenas sonido. Por su suavidad y facilidad de activación (poco recorrido) son muy apreciados en juegos tipo shooters (o juegos que requieren de pulsaciones repetitivas de teclas). Los Black son considerados uno de los mejores, ofrecen un poco más de resistencia, lo que evita pulsaciones indebidas, y son excelentes para escribir. Los Speed son una variante y actualización de los Red.
  • Respuesta táctil (MX Brown, Razer naranja): oponen un poco más de resistencia y tienen un punto de activación algo más marcado, un “resalto” que debe activarse para considerar la tecla presionada. Así, resulta más fácil apreciar el momento en que este mecanismo de activación registra la pulsación y por esto resultan los interruptores más usados y más aceptados por la mayoría.
  • Respuesta de clic (MX Blue, Razer verde): son parecidos a los táctiles, pero oponen aún mayor resistencia y tienen un pequeño mecanismo de plástico que suena (‘clic’) al activarse la tecla. Son los más ruidosos y los que más presión necesitan para ser activados. Los Razer verdes tienen un recorrido algo menor que la media.
Modelo Mecanismo Presión de acción Distancia de actuación Distancia de recorrido
MX Black Lineal 60 g 2 mm 4 mm
MX Red Lineal 45 g 2 mm 4 mm
MX Speed Lineal 40 g 1,2 mm 3,5 mm
MX Brown Táctil 45 g 2 mm 4 mm
MX Blue Clic 50 g 2 mm 4 mm
Rz Yellow Lineal 45 g 1,2 mm 3,5 mm
Rz Orange Táctil 45 g 1,9 mm 4 mm
Rz Green Clic 50 g 1,9 mm 4 mm
Membrana Varía 55-60g Distancia máxima Varía

Conectividad

Aunque los teclados más económicos vendrán aún con un sencillo conector PS/2, la gran mayoría de teclados se conectan por USB. Los teclados inalámbricos, por el contrario, vendrán con un pequeño adaptador USB que faculta su uso a varios metros de distancia. Aunque hoy día quedan bastante atrás los problemas de conectividad y falta de respuesta, has de pensar en las necesidades personales y condiciones específicas de uso del teclado. Si estás buscando un teclado para la televisión del salón de casa, probablemente quieras uno inalámbrico que llevarte al sofá, pero si pasas largas horas jugando a videojuegos, tener un cable en un ordenador de sobremesa no suele presentar un problema y te ahorra el quedarte sin batería en el momento menos oportuno.

Otras características a tener en cuenta

Existen diferencias algo más técnicas que, a menos que seas un usuario que haga un uso especializado e intensivo del teclado, no deberían afectar sobremanera a tu elección.

Teclados compactos o extendidos: Cuando imaginas un teclado, estás imaginando uno extendido, con el teclado numérico correspondiente a la derecha. Son los más habituales y fáciles de encontrar. Si, por el contrario, buscas un teclado más pequeño, bien porque quieres el ratón y el teclado más cerca (para el gamer resulta más ergonómico esta configuración) o porque directamente prefieras ahorrar espacio en la mesa, debes buscar teclados compactos (en inglés es habitual usar la denominación TKL).

Teclados ergonómicos: Aunque no son muy habituales, son teclados con una ligera curvatura o bien directamente “partidos”, que permiten tener los brazos en una posición natural (en “V” inversa) mucho más relajada. Orientados hacia el confort, están diseñados para soportar largas sesiones de trabajo y aumentar la productividad.

Reposamuñecas: Dependiendo de si el teclado se ubicará en una bandeja bajo la mesa o en la propia mesa y la altura a la que quedarán los brazos, puede ser altamente recomendable prestar atención a si un modelo incluye o no reposamuñecas. Sobre todo si serán habituales largas sesiones de uso.

Disposición o layout: En tienda este factor es irrelevante porque lo verás físicamente, pero presta atención en las compras en internet. Asegúrate que tu teclado tiene una disposición de teclas española (es decir, que incluya “Ñ”, por ejemplo).

Pulsación múltiple (n-key rollover): Hoy día es raro que un teclado realice una activación fantasma (que se produce cuando, al pulsar dos teclas a la vez, el resultado es una tercera totalmente distinta). Algunas marcas incluyen ésta entre sus características, indicando cuántas teclas admite el teclado que se pulsen a la vez y se registren correctamente. La mayoría de los modelos económicos ya tienen un sistema multi-tecla de tres teclas (3-key rollover), aunque otros más avanzados pueden tener un mayor número. Por lo general, no es algo que suponga una diferencia.

Teclas macros: Son teclas adicionales, normalmente en el extremo izquierdo, que se pueden personalizar por el usuario para representar una combinación de teclas y ahorrar tiempo. Es habitual para jugar o para edición multimedia, para ubicar los atajos más comunes.

Iluminación: Hoy día parece que si le pones LED a un teclado ya puedes categorizarlo como gamer, lo cual dista mucho de la realidad. Sin embargo, algunos usuarios buscan expresamente un teclado con iluminación, ya sea por simple aspecto visual o porque les viene bien en una habitación poco iluminada. Cada vez son más los teclados con LED que permiten, no solo configurar el color entre varios disponibles predefinidos, sino elegir uno concreto de entre toda la paleta RGB.

Material: Aunque la comodidad al escribir viene dada sobre todo por el tipo de mecanismo e interruptor, el material de la propia tecla puede influir. Los de mejor calidad tendrán una textura más agradable al tacto, los de peor serán más ásperos. También es interesante mirar si las teclas son intercambiables, lo que facilita comprar juegos de teclas personalizadas, cambiando incluso el interruptor. No obstante, si es tu caso, probablemente no te haga falta esta guía.

Rotulado: Los teclados más baratos usan pegatinas al calor para rotular las teclas, mientras que en otros más intermedios suele ser habitual un grabado láser. Las teclas de mayor calidad usan una técnica de sublimación que inserta la tinta en el propio plástico, lo que hace el color más duradero e inapreciable al tacto.

Con toda esta información seguro que te sientes más cómodo a la hora de elegir tu próximo teclado, y acertarás con la compra.

OnlyGamers
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar